Nuestra visión de los microcréditos en África

Ordenación territorial y planificación urbana son nuestra especialidad como organización de cooperación. Pero también implementamos actuaciones con fondos rotatorios gestionados por las asociaciones con las que colaboramos, que suelen ser instituciones microfinancieras reguladas que potencian estos fondos. Por tanto, nuestra labor es la de crear un sustrato o refortalecer un entorno mínimo que permita que la comunidad pueda por sí misma desarrollarse.

En esta filosofía de trabajo, el desarrollo de un entorno microfinanciero es un elemento vital a promover y financiar de modo perenne en estas actuaciones. De esta manera, nuestra misión es en muchos casos la de generar una primera confianza básica para que, en una comunidad que ha sido azotada por la guerra y los desplazamientos forzados (como son el caso de Angola y Mozambique) o en comunidades limitadas por su escasez de recursos (Senegal, Mali, Niger), así como en entornos y sociedades más próximas y desarrolladas pero con importantes bolsas de pobreza como las de Marruecos, aparezcan, crezcan y posteriormente se fortalezcan unos hábitos, un saber hacer, un conocimiento, una educación DE LA SOCIEDAD en la gestión de herramientas financieras, tanto de crédito como de ahorro.

Nuestra misión en estos lugares no es, en la mayoría de los casos, la constitución de entidades microfinancieras de gran volumen de cartera, ni de perseguir ratios de eficiencia económica especialmente significativos. Más al contrario, y sin restar importancia a los objetivos anteriores, nuestra misión es crear un entorno seguro para la residencia, el trabajo, la educación, la salud y también la producción e intercambio de bienes y servicios como elementos básicos de la vida humana.

Ahora la producción y comercio básicos están también necesitados de financiamiento en condiciones de riesgo e incertidumbre elevadas. Estas condiciones de riesgo e incertidumbre no garantizarían en un primer momento la implantación sostenible de una entidad de micro finanzas al uso,  pero si la puesta en marcha de fondos rotatorios donde la base de garantía es la propia comunidad, la confianza en la misma y en sí misma, y es en esta tarea donde es imprescindible la labor de los agentes sociales. Una especie de agente de crédito en un fase inicial, con ratios de número de clientes significativamente reducidos y menos rentables, dado que su principal labor es promover y sembrar la confianza entre los habitantes del barrio, formarlos en unos hábitos nuevos de crédito y de ahorro,  favorecer su crecimiento social y personal para, de esta manera, posibilitar el desarrollo económico, de sus unidades familiares; siendo estas unidades económicas las que posteriormente sustentarán el desarrollo de estos barrios y países; constituyéndose estas familias en los verdaderos motores de estas economías en desarrollo.

Puestos de comercio minorista en un mercado informal en el barrio de Damba María- Benguela (Angola)

En este sentido queremos destacar como ejemplo el caso del barrio de Damba Maria, en la ciudad de Benguela, (Angola). Éste es un barrio en el que Fundación Habitafrica lleva trabajando casi 10 años desde la finalización de la guerra civil que ha asolado el país después de su independencia, y donde hemos promovido en un entorno de antiguos desplazados servicios de ordenación territorial, educación y desarrollo económico, con agentes sociales que han desenvuelto las actividades de microcrédito entre los entes económicos del barrio con tasas de reembolso superiores al 98% y que en este momento estamos trasladando a la propia comunidad con un horizonte de sustentabilidad  económica.

Esta es la realidad que queremos destacar: trabajando en sectores básicos del ámbito microeconómico podemos promover la creación de un activo básico en cualquier economía, la CONFIANZA intrínseca de sus propios miembros ciudadanos, y por tanto en el desarrollo social de los mismos en países en desarrollo y en sectores de desfavorecidos y/o excluidos en economías desarrolladas con el objeto de hacerlos autosuficientes en todos los sentidos,  también el económico.

Artículo elaborado por José María Matellán, responsable de microcréditos en Habitafrica

¿Cómo es y cómo vive la crisis la migración marroquí en España?

Por Ana Lirola, responsable del proyecto de migraciones de Habitafrica en Alhucemas

El pasado 27 de febrero participé en una jornada organizada por la Fundación Tres Culturas en su sede de Sevilla. Se trataba de la presentación del avance de un estudio centrado en la caracterización, ubicación y segmentación de los flujos migratorios procedentes de las provincias del norte de Marruecos y con destino a Andalucía. Al acto acudimos una treintena de personas pertenecientes a asociaciones pro y de inmigrantes en Andalucía, además de otras personas interesadas en la temática.

Con el objetivo de contrastar las primeras conclusiones obtenidas con las entidades representativas de la sociedad civil, para integrar nuestras reflexiones en las conclusiones finales de este primer estudio, el equipo de Andaira, encargada de la coordinación y  dinamización de este proyecto, dividió la jornada en dos partes:

-          La presentación del estudio de Flujos migratorios entre las provincias del Norte de Marruecos y Andalucía, cuyo trabajo de campo se ha basado en 118 entrevistas realizadas en 9 provincias de Marruecos: Tetuán, Tánger, Nador, Alhucemas, Oujda, Beni Mellal, Fez, Meknes y Kenitra.

-          Trabajo en grupos a través de la metodología DAFO, para el análisis y la reflexión sobre dos cuestiones bastantes amplias: los proyectos de codesarrollo implementados desde Andalucía con el Norte de Marruecos y el impacto de la crisis en la población inmigrante procedente del Norte de Marruecos y afincada en Andalucía.

En cuanto a las conclusiones del estudio , me resulta imposible resumir en este espacio todos los datos que se aportaron sobre las razones para salir de Marruecos y llegar a Andalucía, el perfil de los migrantes de origen marroquí, las expectativa, el impacto de la crisis, las remesas, el retorno, las intervenciones de codesarrollo, etc. Sin embargo, me gustaría compartir con vosotros algunas cuestiones para la reflexión:

-          El saldo migratorio de ciudadanos marroquíes por el momento está equilibrado, pero se prevé un posible retorno masivo, debido al impacto de la crisis económica y financiera sobre este grupo de población.  Sin embargo, en Marruecos no hay mecanismos de acogida previstos. A pesar de que la crisis está impactando de manera más cruel en la población migrante y que, por tanto, este grupo de población está sufriendo con mayor crudeza sus consecuencias, y si aún así,  el retorno de los migrantes marroquíes aún es bastante contenido… ¿Cómo son las condiciones de vida de estas personas en Marruecos para que quieran abandonar su país ?

-          Aumentan considerablemente las remesas invertidas, es decir, que ahora son los inmigrantes los que tienen que recibir ayuda económica de sus familiares de Marruecos. Mientras que una de las razones principales para migrar es huir de la pobreza y ayudar a la familia, ahora resulta que es la familia de Marruecos la que tiene que ayudar al  emigrante…Paradójico, ¿no os parece?

-          Los retornados o migrantes que deciden volver a su país de origen se enfrentan al fracaso social, puesto que no han conseguido lo que pretendían cuando iniciaron su proyecto migratorio, y a un doble desarraigo, ya que se encontraron con dificultades para la adaptación en España y se volverán a encontrar con estas dificultades en su propio país al regresar tras varios años viviendo fuera. ¿Habéis oído hablar del síndrome de Ulises?

-          ¿Es la primavera árabe una oportunidad o una amenaza? Mientras que algunos sostenían que era un proceso positivo  para otros, los resultados inmediatos de esas revoluciones no están teniendo como consecuencia una mejora de las condiciones de vida en esos países, al menos de momento.

-          Y la crisis, ¿Es una oportunidad o una amenaza? Igualmente sobre esta cuestión había opiniones encontradas: para algunos era un oportunidad en tanto en cuanto el voluntariado está aumentando, la información se está extendiendo y se están poniendo en marcha estrategias cada vez más ingeniosas para aprovechar y obtener recursos; para otros, sin embargo, la crisis de momento solo estaba sirviendo para potenciar lo peor de la sociedad capitalista y para debilitar a la sociedad civil y su capacidad de ejercer de mecanismo de control y de presión.

Las mujeres que transforman Guet Ndar

Por Rocío Alonso Rocafort, técnica de sede del proyecto

Una amiga hace años en un país africano me dijo: “En África, aunque no lo creas, al final las cosas terminan saliendo”.

Qué razón tenía porque, por fin, nombrar Guet Ndar en Habitáfrica hace que se nos ilumine el rostro por la satisfacción de un trabajo bien hecho. Y es que el “Programa integral para el Desarrollo de Guet Ndar, Saint Louis” es un Convenio que ha sobrepasado sus objetivos tras 6 años de trabajo.

El Convenio ha finalizado, y con ello está a punto de salir publicada la capitalización de los logros de las actividades realizadas, pero lo queríamos acompañar de imágenes. Y qué mejor que hacerlo a través de la imagen en movimiento del barrio y de la palabra de sus protagonistas, que han sido las principales beneficiarias del proyecto. Se trata de las mujeres transformadoras de pescado que diariamente se tienen que desenvolver para comprar, salar-secar y vender el pescado para mantener familias de hasta 30 miembros.

Volver a Guet Ndar, con las mujeres en el Centro de transformación ya terminado, y además hacerlo acompañada de una experiencia novedosa como la grabación de un video-documental ha sido especial. Tuve la suerte de participar desde el inicio del video con los contactos, participé en las reuniones hasta consensuar ideas para el guión y en las discusiones durante la grabación, y finalmente apoyé en las labores traducción y postproducción. Ha sido un privilegio. Y es una satisfacción anunciar que podemos disfrutar de uno de los proyectos de Habitáfrica concluido.

Era impensable para muchos de quienes hemos pasado por el proyecto, tras reformulaciones e incluso momentos de bloqueo, poder ver lo que hoy os adelantamos.

Prefiero no desvelar más y dejaros con el video. Aquí tenéis el el documento de capitalización en español y francés.

No me cansaré de repetir esta frase: Gracias a todas las personas que han participado en el proyecto.

 

 

Lanzamos nuestro manual sobre soluciones de agua y saneamiento en África

Hoy se celebra el Día Mundial del Saneamiento. A veces las ONG hablamos en nuestra propia jerga y la gente no nos entiende bien. Este es el caso. ¿De qué hablamos cuando hablamos de saneamiento?

El saneamiento, como dice la wikipedia, ”Comprende el manejo sanitario del agua potable, las aguas residuales y excretas, los residuos sólidos y el comportamiento higiénico que reduce los riesgos para la salud y previene la contaminación“.

Nos encanta este video de nuestros compañero de ONGAWA que explica de manera sencilla cómo el saneamiento es un derecho y un reto para muchas personas. Aunque para nosotros tener un wc sea algo my común,sólo el 63% de los habitantes del mundo tienen acceso a un saneamiento mejorado, muy por debajo del objetivo del 75% que figura en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En Habitafrica tenemos una componente de saneamiento en la mayoría de nuestro proyectos, ya que nuestra misión es crear asentamientos humanos dignos. Para que la gente pueda vivir en sus comunidades es necesario que el saneamiento esté solucionado. Sino emigrarán o sus vidas serán muy difíciles y los niños enfermarán mucho más a menudo.

Por eso  hemos elaborado este manual donde recogemos nuestra experiencia sobre Agua y Saneamiento en África. Esperemos que os sea útil y que lo podáis difundir para todos aquellos que necesiten soluciones prácticas. En la oficina nos quedan todavía algunos ejemplares del libro. No dudéis en escribirnos y pedírnoslo.

 

 

 

 

Reflexiones tras varios encuentros sobre Migraciones

En el concreso de immigración de Almería

Por Ana Lirola, técnica de proyectos de Habitafrica en Alhucemas (Marruecos)

Hace unos días, tuve la oportunidad de participar en dos eventos que trataban sobre Migraciones: un Seminario organizado por la Fundación IEPALA en Málaga y un Congreso, organizado por la Universidad de Almería.

En el caso del Seminario de las Migraciones y los Derechos Humanos, el objetivo era poner en valor la diferencia como elemento enriquecedor de los pueblos y las personas. Para ello, se realizaron intervenciones sobre las migraciones en el contexto actual de crisis estructural y de recortes de derechos, además de que vimos pelis muy interesantes para estos temas (“Migrar o morir” y “Los invisibles”). Los allí presentes debatimos durante dos tardes sobre cuestiones tan importantes, en mi opinión, como: la multiplicidad de roles que tiene que asumir los inmigrantes como “extranjeros”, “trabajadores” o “ciudadanos”, etc.; el tipo de políticas públicas de ajustes que se viene implementando desde el inicio de la crisis y la legitimidad de los recortes en derechos para todos, incluidos los inmigrantes;  la necesidad de reconstruir conceptos como el de Democracia, Ciudadanía y Participación …Fue grato compartir con una treintena de personas de distintos ámbitos (universidad, tanto profesorado como estudiantes, entidades de inmigrantes, ONGDs, etc.) y distinto origen (ecuatorianos, marroquíes, españoles, etc.). Todos compartimos los mismos interrogantes, las mismas preocupaciones e incluso, las mismas propuestas: la necesidad de implementar políticas y actuaciones inclusivas y transformadoras dirigidas a una ciudadanía global. Pero al mismo tiempo, fue triste comprobar cómo una vez más, los políticos, aquellos que supuestamente tienen que responder a las demandas ciudadanas, sólo hicieron acto de presencia en el momento de inaugurar el evento.

En el seminario de Migraciones de Iepala

Con el entusiasmo un poco mermado, me fui de Málaga a Almería, para asistir al XIV Congreso de Inmigración. “Crisis económica. Nuevos retos en Intervención social”.

En este caso, además de participar tenía la misión contar la experiencia de Habitafrica con población subsahariana en tránsito (o más bien “tránsito forzoso”) en Marruecos y, particularmente en Rabat, mediante el proyecto realizado en  partenariado con la asociación marroquí Fundación Oriente Occidente.

En el Congreso se expusieron otras ponencias entre las que destacaría las siguientes:

  • Trabajadoras sexuales africanas: entre el estigma y la crisis
  • La presentación del proyecto europeo en el que participa la Universidad de Burgos, “Migrapass”. 
  • La Vulneración de los derechos en la externalización de la frontera sur de Europa. El caso de Marruecos y la migración de menores.

 

Además, se realizaron varias intervenciones sobre la Inmigración y la crisis económica, la interculturalidad en el sistema educativo, la renta básica como derecho para todos, inmigrantes incluidos y el enfoque intercultural para superar los obstáculos de la comunicación intercultural y se presentó en proyecto de fronteras exteriores POCTEFEX tanto la experiencia andaluza, a través del “Andalucía Integra” como las “Experiencias en el Trabajo Social con colectivos vulnerables en el Norte de Marruecos” a través de “Paralelo 36”.

Finalizado el Congreso y después de casi una semana debatiendo sobre las migraciones, mi nivel de entusiasmo estaba casi a ras del suelo…En este caso no había ni políticos ni inmigrantes… ¿Para qué sirve discutir sobre ciertas cuestiones si ni los afectados ni los que deben poner en marcha las soluciones asisten al debate?

De vuelta a Marruecos me he ido encontrando con varios artículos de prensa donde se trata la temática. A pesar de que en algunos se planteen cuestiones tan absurdas, en mi opinión, como ¿y ahora qué hacemos con 6 millones de inmigrantes? reflexionando sobre los eventos a los que asistí, me congratula constatar como desde muchos ámbitos se sigue pensando, investigando y escribiendo en positivo, sobre los procesos migratorios y se continúan planteando propuestas para  reducir la vulnerabilidad de los colectivos de migrantes, tanto en España como en Marruecos.

De todos es sabido que la migración es algo tan antiguo como la misma humanidad, como también sabemos que el mundo es cada vez más mestizo.

Considero que la cuestión es bastante sencilla, bastaría reconocer que un migrante es un ser humano, una persona que contribuye económica y socialmente a la sociedad en la que se instala y que, por tanto, debiera tener los derechos y deberes de todo ciudadano.

Os dejo aquí otros artículos que me han hecho reflexionar sobre la precariedad de los migrantes en esta crisis…….

Escondidos y apaleados por intentar entrar en España. Susana Hidalgo, 27 de octubre de 2012.
- La crisis golpea más duro a los inmigrantes  
- Más de 200 españoles al día emigran en busca de trabajo

Empatía

Recibimos estos días preocupantes noticias sobre la situación de los subsaharianos en la Valla de Melilla.  Algunos creen que es normal que haya vallas, que haya muros  y que se encierre a los inmigrantes en centros de internamiento por querer entrar en el país sin papeles. Suponen una amenaza. Para muchos, no hay lugar para los de fuera en un país con una tasa tan alta de paro, o con servicios sanitarios colapsados.

Pongámonos en su piel. Aquí os dejamos un vídeo que nos ayuda a la empatía. Está hecho, con ironía, para promocionar la inversión extranjera en Perú, un país que ha sido emisor de emigración y ahora acoge a muchos compatriotas españoles. Pero nos sirve para pensar estos días en los migrantes de Melilla. Tratemos a los demás, como mínimo, como nos gustaría que nos tratasen a nosotros.

De ruta con la unidad de atención a la infancia en Marruecos

Jóvenes a los que atiende la unidad de antención de la infancia en Agadir

Por Beatriz de la Calle, técnica de proyectos de Habitafrica en Marruecos

Este mes he vivido en Marruecos experiencias que no hubiera imaginado. Habitafrica está ejecutando  un Convenio de protección de la Infancia en este país y entre sus componentes está  el trabajo con las asociaciones. Ahí entra en primera línea de juego ANIR una de las organizaciones marroquíes trabaja directamente con niños de la calle y  en mediación familiar al sur del país; en Agadir.

Uno de los objetivos del proyecto además es  la puesta en marcha de un circuito de intervención bien estructurado y accesible para la protección de la Infancia que abarque  a todos los actores que actúan de una forma coordinada cuando se da una situación de abuso o violencia a un menor. Un amplio elenco que va desde el juez de menores, asociaciones,  personal sanitario , policía, todos aquellos que pueden detectar casos de abuso contra los niños.

Entre los aspectos más novedosos del proyecto es la mediación familiar para lograr que los niños que han abandonado su hogar y ahora están en la calle puedan reintegrarse en su entorno familiar. Un reto sin duda complejo ya que las causas del abandono o “huída” suelen ser muy diversas. También se aborda el tema del abandono escolar intentando, siempre que se pueda , reinsertar al niño  en el sistema educativo formal, mediando  con la familia y desgranando las causas que han llevado al niño a dejar la escuela.

ANIR  acompaña a los niños  de la calle a través de una Unidad Móvil. El otro día tuve la fortuna de hacer  una salida con ellos.   Desafortunadamente, pude comprobar “in situ” las condiciones en las que viven las familias de niños de la calle y que  podrían ser calificadas  como  “infrahumanas”.  Curiosamente, Agadir es una  ciudad turística de renombre internacional,  conocida  como el “Marbellla” de Marruecos, y ahí mismo nos encontramos con un  contraste brutal, desgarrador e inesperado. Las casas que visitamos, o más bien los habitáculos en el que viven estas familias son espacios sin ventanas, de cemento, sin ningún mueble salvo la  eterna televisión que tanto les  hace soñar con una vida en Europa….. Por supuesto todo en un estado deplorable.

Una de las visitas que más sobrecogida me dejó fue el caso de Yucef. Resulta que este niño  es uno de los alumnos más aventajados de su colegio pero su familia andaba bastante preocupada porque había dejado de asistir a clases y había cambiado su indumentaria. Ahora vestía largas djellabas y acudía mucho a la mezquita. Alarmada, la familia, acudió a Mimiz, el educador social de la Unidad Movil , persona muy querida  en el barrios porque lleva colaborando años en numerosas asociaciones. Mimiz logró hablar con Yucef quien terminó por reconocer que los salafistas estaban interesados en él y le había invitado en varias ocasiones a la mezquita. El caso de Yucef no es un caso aislado; la mitad del barrio está gestionado por los salafistas. Finalmente se comprometió a volver a la escuela y cerró el trato con un apretón de manos y un abrazo a Mimiz.

Pero a veces hay historias bonitas. Como la de los dos hermanos Ahmed y Ismael de unos 8 ó 10 años que vimos cenando al lado del Mc Donalds. Nos aseguraron que estaban tomando su medicación para la tuberculosis . Les vi alejarse cogidos de la mano, medio abrazados,  compartiendo su hamburguesa, cuidando el uno del otro, protegiéndose en su medio que es la calle.  Y pensé que nuestro trabajo, aunque pequeño, podía servir de algo.

Esa noche me costó conciliar el sueño, pero al mismo tiempo estaba admirada del trabajo que hacen los educadores de la Unidad Móvil. He querido escribir este texto para que su trabajo, humilde, duro y poco conocido, reciba también vuestra admiración.

 

La caza de las mujeres sin velo en Mali

Una mujer africana caminando por una ciudad costeña

En Tombuctú, la caza de las mujeres que no llevan velo es abierta. Según algunos habitantes de la “Ciudad de los 333 santos”, los islamistas de Ansar Eddine han comenzado a arrestar, este jueves 20 de septiembre, a todas las habitantes que no disimulan íntegramente su cuerpo bajo la ropa. Quedando así instaurado este particular toque de queda.

El obscurantismo golpea cada día un poco más la población de Malí-Norte. Según algunos habitantes de Tombuctú, los islamistas que controlan la ciudad han comenzado, el pasado jueves 20 de septiembre, a arrestar y a castigar las mujeres que no llevan  el velo, o aquellas que se encuentren tarde en las calles.

« Las islamistas surcan hoy (jueves pasado) el mercado de la ciudad y arrestan a las chicas que no llevan  velo », ha declarado un habitante del barrio de Djinguerey Ber, El Mehdi Cissé, contactado por teléfono desde Bamako. « Toda chica o mujer encontrada en la calle a partir de las 11 de la noche será conducida a prisión y pagará una multa», ha añadido El Mehdi Cissé, citando una de las directrices emitidas por las islamistas de Ansar Eddine. « Desde anoche, visitan a los imanes para decirles que, a partir de ahora, todas las chicas tienen que vestirse decentemente », ha confirmado un habitante del barrio Bellah Farandi, Boubacar Yattara.

Los imanes han sido igualmente informados de la creación de una prisión para mujeres » y de los diferentes importes de multas que las “opositoras a la ley islámica” tienen que pagar, ha precisado un religioso de una de las mezquitas de la ciudad.

Castigos corporales

En el caos creado por el golpe de estado militar del 22 de marzo a Bamako, el norte de Malí ha caído totalmente bajo el control de los grupos islamistas Ansar Eddine (Defensa del islam) y Movimiento para el unidad y la Yihad en África del Oeste (Mujao), aliados a Al-Qaïda al Magreb islámico (Aqmi).

Amnistía Internacional ha denunciado jueves la multiplicación de las violencias y castidos corporales infringidos por las islamistas en el Norte de Malí, « al nombre de su interpretación de la sharia (ley islámica) » : fusilamiento por lapidación de una pareja no casada, amputaciones de algún miembro a supuestos ladrones, tras la realización de un proceso judicial « parodiado », flagelaciones a consumidores de alcohol o de fumadores, etc

Los islamistas de Ansar Eddine han igualmente destruido la mayoría de los mausoleos de los santos musulmanes de la ciudad de Tombuctú, que era en los XV y XVI siglos una capital intelectual y espiritual, un lugar clave para la difusión de la cultura islámica en África.

Mientras, la comunidad internacional se está poniendo de acuerdo en una futura intervención en el país, que recordemos, está a menos de 1500 km de las Islas Canarias.

Normalmente, todos nuestros artículos son de elaboración propia.   Pero como no hay traducción al castellano,hemos decidido reproducirun artículo que cogimos la pasada semana de la web Jeuneafrique y creado por AFP/Traducido para Habitafrica por Laura Feal.

Lo que está pasando en el Foro Urbano Mundial

Nuestra compañera Idoia Oneca, responsable de habitabilidad de Habitafrica, participa estos días en el Foro Urbano Mundial, en Nápoles, donde se reúnen las principales organizaciones, movimientos, expertos y autoridades competentes en el desarrollo urbano, que buscan intercambiar experiencias y conocimientos para mejorar la vida de los millones de pobladores pobres que habitan en las ciudades.

La cumbre está organizada por UNHabitat y las autoridades italianas. El tema del Foro de Nápoles, El Futuro Urbano, fue elegido para recordarnos a todos la rapidez con la que el mundo se está urbanizando. Hoy en día mitad de la población global vive en pequeñas y grandes ciudades y los estudios muestran que las ciudades abrigarán dos tercios de la humanidad en poco más de una generación.

Aunque las jornadas están siendo muy intensas, nuestra compañera Idoia ha querido buscar un rato para contarnos lo que se está “cociendo” en la cumbre. Aquí os resumimos lo más importante….

Urbanización y pobreza: Son los pobres los que saben cuales son los problemas de su asentamiento, y que necesitan. Son necesarios en todo el proceso urbano y deben estar desde el inicio. Por eso, la Slum Dwellers International, ha añadido la palabra Poor a la del WOlrd Urban Forum, quedando : WORLD URBAN POOR FORUM.

Partenariados:  Se está hablando mucho en este foro de la importancia que hay entre los partenariados de empresas privadas, las autoridades locales y las comunidades. Se han visto casos como el de Harare, donde el alcalde ha demostrado la gran complicidad que tiene con la comunidad, apoyando desde hace tiempo los procesos de reurbanización sin desalojo. El alcalde de Iloilo en Filipinas, dejó claro que nadie puede ser desalojado sin una alternativa. Es necesario potenciar la realización de grupos comunitarios, tienen mucha más fuerza que un grupo aislado.

Reurbanización vs Rehabilitación: Antes se hablaba principalmente de los procesos comunitarios de reurbanización, en los que había parte de la población que debía ser realojada en otros lugares.- Ahora se habla de procesos de reestructuración, liderados por la comunidad, en la que ellos mismos dan las soluciones para no tener que realojar a nadie- los asentamientos se van mejorando por la propia comunidad, pero no es lo prioritario conseguir un terreno. Se prioriza que la gente pueda mejorar su asentamiento. La comunidad es capaz de reorganizarse en un mismo asentamiento para poder sacar espacios libres.- así ha sido el caso de Cape Town.- Si el terreno es de propiedad privada, se le pide al gobierno que interceda por la comunidad y apoye en la compra.

Tecnologías al servicio de los pobladores pobres:  Las llamadas TICS (tecnologías de la información y comunicación) son un tema prioritario este foro.  Se habla de la utilización de las tecnologías para el desarrollo de las ciudades. Hay ejemplos como el de CIFAL y Lung, dos organizaciones brasileñas que han trabajado en un software que, una vez se decide un punto del territorio como punto de referencia, la gente cuelga información sobre el mismo y se organiza para solicitar mejoras a su gobierno. La utilización de las redes como herramientas de desarrollo.- Facebook principalmente.

Lo mismo con la toma de datos mediante GPS.- del ITC, donde se usan herramientas muy sencillas y fáciles de utilizar con el Smartphone por personas que ni siquiera saben leer.- de esta manera, se van marcando las cuestiones importantes sobre la mesa de los ciudadanos.

Escuchar a los pobladores:Es prioritario que la comunidad esté en todo el proceso de la planificación urbana. De hecho, la federación de chabolistas es lo que intenta. Lo mismo se ha visto en las charlas de desastres naturales de GIZ y de Cruz Roja.En los desastres, el 90% de las persoas afectadas son de asentamientos informales. La prevención de desastres es vital, para evitar desastres futuros. Los asentamientos informales están la mayor parte en situaciones de riesgo, porque se constituyen ilegalmente, a menudo en espacios inseguros, en tierras marginales. Lo que ha pretendido esta conferencia es en demostrar como se pueden evitar los desalojos forzosos con el reto de trabajar con las empresas privadas y con las autoridades locales, en el acercamiento y desarrollo-

 

El 15 M desde África

Tras la jornada del 12M15M en Madrid, desde Habitafrica nos hemos querido hacer eco de cómo han vivido nuestros compañeros y compañeras esta jornada de “indignación” en África.

En España acudimos muchos de los miembros de Habitafrica a la puerta del Sol. Allí nos unimos con varios miembros de ONG. Todos juntos bajo un lema “Por una ciudadanía global. Los derechos serán globales, o no serán”. De este modo queríamos recalcar la idea de que ante problemas globales, como son las crisis económicas, sociales, ambientales o incluso de valores que vivimos, debemos buscar la solución entre todos y todas. La jornada, a ratos emocionante, a ratos asfixiante, pero siempre llena de ilusión, acabó con la lectura de un manifiesto en Sol, y con las asambleas que siguieron los días posteriores y donde hemos participado a título personal.

En Cabo Verde, también existimos

Por Ana Pons, delegada de Habitafrica. Documento elaborado también por sus compañeras  Xiana Solla Lagoa, Alba García Sánchez, Paz Pérez Catalá, y Marta González Moujir

En estos últimos meses se fueron sucediendo las malas noticias: votantes que perpetúan gobiernos corruptos cada vez más asfixiantes; Presupuestos Generales con drásticos recortes en Cooperación, Sanidad, Educación, I+D, etc. Así estamos la gente de a pie, manteniendo el tipo, y ahí están ellos, los poderosos, los intocables políticos que dicen sí a los bancos cuando estos les piden dinero público mientras a la ciudadanía no nos queda otro remedio que aguantar el chaparrón del NO: no becas, no trabajo, no igualdad; no cultura, no energía sostenible, ni mundo mejor, ni Estado de Bienestar, ni educación pública y de calidad; sin sanidad comunitaria o pluralidad lingüística…No-sin-ni-nada.
Aunque hay algo que SÍ tenemos: la convicción de que ESTE ESTADO QUIERE SER OTRO. Y queremos decirlo, gritarlo, pero no nos quieren dejar porque en el fondo saben que somos fuertes, y lo somos tanto que nos tienen miedo. Temen que a través de medios de expresión y comunicación horizontales tales como las redes sociales nos reunamos, nos juntemos y burlemos la delgada línea que separa la manipulación informativa de la verdadera información.
Y desde Cabo Verde no nos podemos quedar impasibles ante la lamentable situación que atraviesa el mundo de la cooperación, con convocatorias de renovación que no se publican o se anulan (Lectorados MAEC-AECID, Convenios ONG´s, PCI´s, etc. ), o sin derecho a votar en las elecciones generales (noviembre 2011) porque alguien, desde España, se haya querido olvidar de que, desde el exterior, también existimos.
Existimos, sí, y sufrimos las noticias que nos llegan como si estuviésemos allí, con la impotencia de no poder hacer nada desde aquí. Podemos, eso sí, ser nosotras quienes digamos NO. Podemos, también, intentar hacer ver a quienes siguen sin querer ver, que cuando hablan de jóvenes, de cooperación, de estudiantes, de pensionistas… no hablan de conceptos abstractos, sino de personas en las que repercute cada una de las decisiones que toman. Podemos (y debemos) indignarnos. Consideramos que ya se ha escrito mucho y muy bien (y se escribirá más y mejor) sobre los distintos temas que han llevado a esta situación , lo que nosotras podemos aportar a todo ello es nuestra realidad, nuestra perspectiva, nuestra propia indignación.
Por lo visto nos llaman la Generación Perdida… y aunque no seamos un grupo de rebeldes escritores estadounidenses, también estamos viviendo un nuevo colapso del modelo occidental y manifestamos nuestra disconformidad ante las injusticias que se están sucediendo a raíz de ello, ¿no se nos escucha? ¿O será que no se nos nos quiere escuchar? ¿Cuántas crisis tenemos que sufrir para que los de arriba se planteen por fin la necesaria transformación?
Que nos llamen como quieran, pero que dejen de jugar con nuestros sueños, que no sigan destruyendo nuestro futuro.
“Llevo años trabajando en cooperación. Viví desde África el comienzo de la decadencia del sistema actual (porque la crisis no es “sólo” económica) y también, hace sólo un año, el despertar de la ciudadanía. Hoy, mis razones para indignarme son aún mayores”-cuenta Ana -. Pero creo que también lo es la conciencia colectiva del engaño global. Como trabajadora de la cooperación, veo cómo el Gobierno de España, al financiar una intervención en pos del supuesto desarrollo, exige a los receptores de ayudas principios de transparencia y participación y garantías de empoderamiento de la sociedad civil. A las administraciones locales les pide compromiso de gestión pública de los nuevos servicios implementados. Palabras hermosas pero vacías. Su estrategia es la hipocresía: “Justicia sí, pero no aquí”, “Acceso público universal a la salud y la educación sí, pero no aquí”, “Derechos sociales sí, pero no aquí”, “Libertad de expresión sí, pero no aquí”. ¿Sigo?
El Gobierno ya ha retirado casi el 50% del presupuesto de cooperación (siendo África la que se lleva la peor parte) pero mantiene el apoyo a la Iglesia, sigue rescatando bancos como si fueran princesas y perpetuando los privilegios políticos (y los monárquicos).
En este escenario, soy consciente de que mis posibilidades de seguir trabajando en cooperación, donde he invertido estudios, dinero, años y pasiones tratando de crear un futuro, se reducen enormemente con los sucesivos recortes que están estrangulando a las ONGs y obligando a muchas de ellas a desaparecer. Pero no tengo miedo. Sé que sobreviviremos al sistema. E inventaremos otro.”
Activismo en plena playa
Por Ana Martínez (delegada de Habitafrica en Mauritania)

En apoyo al Dia de Accion Global convocado en el Estado Español, asi como en cientos de ciudades de todo el mundo, algunos miembros de la comunidad española de Mauritania, que se había concentrado en anteriores movilizaciones frente a la Embajada Española (19J,19O, 29M/huelga general), han querido unirse esta vez a la causa realizando una marcha de 10 Km por la playa de Nouakchott.

La marcha comenzó en la conocida como Playa de los Sultanes, y continuo al borde del mar parando en los lugares mas concurridos.

Se repartieron octavillas (ver ejemplar) explicando el motivo de nuestras reivindicaciones  ( entre otras, las que mas directamente afectan al continente africano, los sangrantes recortes en Cooperación al Desarrollo y la eliminacion de la cobertura sanitaria a las personas emigrantes en situación irregular en el Estado Español).

Se respondieron a las cuestiones de los transehuntes y bañistas que ocupaban las playas y los diferentes campamentos.

Queremos por ultimo, desde aquí, expresar nuestro apoyo y solidaridad con las personas que han sufrido, una vez mas, la sinrazón de la represion de las fuerzas policiales (y seguro que muchas de ellas de las autoridades judiciales, en los próximos dias)

Desde aquí seguiremos, tambien, en las calles.

  • Porque pensamos que no es una Crisis, que es una Estafa,
  • porque estamos hartos/as de que socialicen las pérdidas y no los beneficios,
  • porque estamos hartas/os de recortes en políticas sociales, educación, investigación, sanidad y cultura,
  • porque estamos contra los recortes presupuestarios en Cooperación Internacional,
  • porque estamos contra la vulneración de los derechos básicos de las personas migrantes,
  •  por el acceso a una vivienda digna