La dificultad de ser madre soltera en Marruecos

Por Javier Ruiz, responsable de proyecto en Marruecos.

En un país como Marruecos, y más aun, en una ciudad especialmente tradicional como Oujda, ser madre soltera no es nada fácil. El repudio familiar y la marginalización social de estas mujeres, añadidos a los ya posibles problemas que estas mujeres puedan tener, complican aun más sus vidas, y complica extraordinariamente el proceso de desarrollo de sus pequeños recién nacidos.

En este entorno,la asociación AinGhazal ayuda a estas mujeres prestándoles alojamiento, asesoramiento jurídico o interviene en la búsqueda de un empleo que las otorgue independencia y  autonomía. Justo por eso, el centro donde trabajan y donde residen las mujeres sufre ataques por parte de individuos  que no quieren madres solteras en el vecindario, o es criticado por los ulemas de turno, que consideran que el apoyo a estas mujeres tendrá un efecto de aumento de “libertinaje” en la ciudad.

Al conversar con el equipo de la asociación, ya percibes que Nawal, Amina o Khadra son mujeres hechas de otra pasta. Conviven en un mundo tradicional y masculino junto a sus ansias de libertad y sus discursos te trasladan a épocas pasionales de luchas por cambios sociales y batallas por derechos hoy en día tan evidentes.

La Fundación Habitafrica colabora con Ain Ghazel en el marco de nuestro programa de creación de un sistema de protección de la infancia en Marruecos, con la puesta en marcha de una guardería que libere a las madres del tiempo necesario para buscar trabajo y con la movilización de las instituciones publicas de la ciudad para que estas familias monoparentales reciban el mismo trato que cualquier familia marroquí.

Creemos que este centro está contribuyendo ya a que la vida de estas mujeres sea un poco más fácil.

 

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

“Si fuésemos libres y no hubiese violencia, no tendríamos que emigrar “

Aude charlando con la trabajadora social de la Fundación Oriente Occidente

Por @arafrei, desde Rabat.

A. tiene 16 años y lleva casi un año en Rabat asitiendo a las clases de peluquería que la Fundación Oriente Occidente, asociación que Habitáfrica apoya en Marruecos, por su trabajo de acogida a inmigrantes y refugiados. Llegó con su tia y con dos primas huyendo de la guerra de Costa de Marfil. Una llamada de su padre para que saliesen rápidamente del país, pocas horas y ya estaban en ruta: sin dinero, sin tener muy claro a dónde ir y con mucho miedo, sabiendo que sus padres estaban siendo perseguidos por apoyar a quien no debían….Mira para abajo y traga saliva para contar que tuvo que dejar un infierno para vivir otro. Me cuenta que su tia y sus primas se prostituyeron para poder continuar la ruta. De ella no me cuenta nada, sólo que tuvo miedo y que le gustaría saber si sus padres siguen vivos o no. Parece intuir la respuesta, pero no me la dice.  Es muy enérgica y muy lista. Se ve a la legua. Pero me impresiona precisamente por lo que calla, mientras me enumera los países que recorrió a pie, en transporte cuando conseguían dinero: Ghana, Togo, Bennin, Niger, Argelia, Marruecos…..casi me olvido que tiene 16 años.

Cuando le pregunto por sus sueños, me dice que le gustaría estudiar, que odia la peluquería. Pero no puede, porque en Marruecos, al no saber el árabe, le colocarían con niños pequeños. Es el maldito círculo de la pobreza y la exclusión.  Su tia limpia platos y sus primas trabajan como pueden gracias a pequeños arreglos de costura. Ella quiere ser abogada, pero para eso necesita terminar el bachillerato en algún lugar. “Quiero que los derechos humanos sean respetados. Si fuésemos libres y se terminase la violencia no tendríamos que emigrar”.

Habitafrica trabaja desde hace varios años apoyando el trabajo de apoyo a subaharianos  de la Fundación Oriente Occidente en Marruecos. Gracias a estos proyectos la vida de personas como A. es un poco mejor.

 

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

Lanzamos nuestro manual sobre soluciones de agua y saneamiento en África

Hoy se celebra el Día Mundial del Saneamiento. A veces las ONG hablamos en nuestra propia jerga y la gente no nos entiende bien. Este es el caso. ¿De qué hablamos cuando hablamos de saneamiento?

El saneamiento, como dice la wikipedia, ”Comprende el manejo sanitario del agua potable, las aguas residuales y excretas, los residuos sólidos y el comportamiento higiénico que reduce los riesgos para la salud y previene la contaminación“.

Nos encanta este video de nuestros compañero de ONGAWA que explica de manera sencilla cómo el saneamiento es un derecho y un reto para muchas personas. Aunque para nosotros tener un wc sea algo my común,sólo el 63% de los habitantes del mundo tienen acceso a un saneamiento mejorado, muy por debajo del objetivo del 75% que figura en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En Habitafrica tenemos una componente de saneamiento en la mayoría de nuestro proyectos, ya que nuestra misión es crear asentamientos humanos dignos. Para que la gente pueda vivir en sus comunidades es necesario que el saneamiento esté solucionado. Sino emigrarán o sus vidas serán muy difíciles y los niños enfermarán mucho más a menudo.

Por eso  hemos elaborado este manual donde recogemos nuestra experiencia sobre Agua y Saneamiento en África. Esperemos que os sea útil y que lo podáis difundir para todos aquellos que necesiten soluciones prácticas. En la oficina nos quedan todavía algunos ejemplares del libro. No dudéis en escribirnos y pedírnoslo.

 

 

 

 

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

Reflexiones tras varios encuentros sobre Migraciones

En el concreso de immigración de Almería

Por Ana Lirola, técnica de proyectos de Habitafrica en Alhucemas (Marruecos)

Hace unos días, tuve la oportunidad de participar en dos eventos que trataban sobre Migraciones: un Seminario organizado por la Fundación IEPALA en Málaga y un Congreso, organizado por la Universidad de Almería.

En el caso del Seminario de las Migraciones y los Derechos Humanos, el objetivo era poner en valor la diferencia como elemento enriquecedor de los pueblos y las personas. Para ello, se realizaron intervenciones sobre las migraciones en el contexto actual de crisis estructural y de recortes de derechos, además de que vimos pelis muy interesantes para estos temas (“Migrar o morir” y “Los invisibles”). Los allí presentes debatimos durante dos tardes sobre cuestiones tan importantes, en mi opinión, como: la multiplicidad de roles que tiene que asumir los inmigrantes como “extranjeros”, “trabajadores” o “ciudadanos”, etc.; el tipo de políticas públicas de ajustes que se viene implementando desde el inicio de la crisis y la legitimidad de los recortes en derechos para todos, incluidos los inmigrantes;  la necesidad de reconstruir conceptos como el de Democracia, Ciudadanía y Participación …Fue grato compartir con una treintena de personas de distintos ámbitos (universidad, tanto profesorado como estudiantes, entidades de inmigrantes, ONGDs, etc.) y distinto origen (ecuatorianos, marroquíes, españoles, etc.). Todos compartimos los mismos interrogantes, las mismas preocupaciones e incluso, las mismas propuestas: la necesidad de implementar políticas y actuaciones inclusivas y transformadoras dirigidas a una ciudadanía global. Pero al mismo tiempo, fue triste comprobar cómo una vez más, los políticos, aquellos que supuestamente tienen que responder a las demandas ciudadanas, sólo hicieron acto de presencia en el momento de inaugurar el evento.

En el seminario de Migraciones de Iepala

Con el entusiasmo un poco mermado, me fui de Málaga a Almería, para asistir al XIV Congreso de Inmigración. “Crisis económica. Nuevos retos en Intervención social”.

En este caso, además de participar tenía la misión contar la experiencia de Habitafrica con población subsahariana en tránsito (o más bien “tránsito forzoso”) en Marruecos y, particularmente en Rabat, mediante el proyecto realizado en  partenariado con la asociación marroquí Fundación Oriente Occidente.

En el Congreso se expusieron otras ponencias entre las que destacaría las siguientes:

  • Trabajadoras sexuales africanas: entre el estigma y la crisis
  • La presentación del proyecto europeo en el que participa la Universidad de Burgos, “Migrapass”. 
  • La Vulneración de los derechos en la externalización de la frontera sur de Europa. El caso de Marruecos y la migración de menores.

 

Además, se realizaron varias intervenciones sobre la Inmigración y la crisis económica, la interculturalidad en el sistema educativo, la renta básica como derecho para todos, inmigrantes incluidos y el enfoque intercultural para superar los obstáculos de la comunicación intercultural y se presentó en proyecto de fronteras exteriores POCTEFEX tanto la experiencia andaluza, a través del “Andalucía Integra” como las “Experiencias en el Trabajo Social con colectivos vulnerables en el Norte de Marruecos” a través de “Paralelo 36”.

Finalizado el Congreso y después de casi una semana debatiendo sobre las migraciones, mi nivel de entusiasmo estaba casi a ras del suelo…En este caso no había ni políticos ni inmigrantes… ¿Para qué sirve discutir sobre ciertas cuestiones si ni los afectados ni los que deben poner en marcha las soluciones asisten al debate?

De vuelta a Marruecos me he ido encontrando con varios artículos de prensa donde se trata la temática. A pesar de que en algunos se planteen cuestiones tan absurdas, en mi opinión, como ¿y ahora qué hacemos con 6 millones de inmigrantes? reflexionando sobre los eventos a los que asistí, me congratula constatar como desde muchos ámbitos se sigue pensando, investigando y escribiendo en positivo, sobre los procesos migratorios y se continúan planteando propuestas para  reducir la vulnerabilidad de los colectivos de migrantes, tanto en España como en Marruecos.

De todos es sabido que la migración es algo tan antiguo como la misma humanidad, como también sabemos que el mundo es cada vez más mestizo.

Considero que la cuestión es bastante sencilla, bastaría reconocer que un migrante es un ser humano, una persona que contribuye económica y socialmente a la sociedad en la que se instala y que, por tanto, debiera tener los derechos y deberes de todo ciudadano.

Os dejo aquí otros artículos que me han hecho reflexionar sobre la precariedad de los migrantes en esta crisis…….

Escondidos y apaleados por intentar entrar en España. Susana Hidalgo, 27 de octubre de 2012.
- La crisis golpea más duro a los inmigrantes  
- Más de 200 españoles al día emigran en busca de trabajo
Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

Empatía

Recibimos estos días preocupantes noticias sobre la situación de los subsaharianos en la Valla de Melilla.  Algunos creen que es normal que haya vallas, que haya muros  y que se encierre a los inmigrantes en centros de internamiento por querer entrar en el país sin papeles. Suponen una amenaza. Para muchos, no hay lugar para los de fuera en un país con una tasa tan alta de paro, o con servicios sanitarios colapsados.

Pongámonos en su piel. Aquí os dejamos un vídeo que nos ayuda a la empatía. Está hecho, con ironía, para promocionar la inversión extranjera en Perú, un país que ha sido emisor de emigración y ahora acoge a muchos compatriotas españoles. Pero nos sirve para pensar estos días en los migrantes de Melilla. Tratemos a los demás, como mínimo, como nos gustaría que nos tratasen a nosotros.

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

Mantener la utopía de un mundo más justo

Por Ruth Kñallinsky, voluntaria de Habitafrica

“El mundo produce lo suficiente para abastecer a todos, pero no a su codicia” Mahatma Ghandi, 1907

Estamos en recesión como  nunca antes. Pero no es solamente económica, ni muchísimo menos “supra económica”. Estamos yendo para atrás, y como nunca antes, en lo social, en lo ético, en los valores que durante tantísimos años se han conseguido a base de lucha. La excusa de frases como “no hay dinero”, “deuda externa , “prima de riesgo”, “rescate”, nos llevan a la parálisis del miedo, a la aceptación mansa. Es una falacia y que no es la primera vez que se utiliza  pero no por repetida es menos eficaz. La imponen quienes mueven los hilos del nuevo orden global: mercados, gobiernos cómplices, organismos internacionales, gobiernos sometidos.

Primera falacia: dinero sí que hay, lo que falta es la voluntad política para distribuirlo con justicia.

Si se aplicara la Tasa Tobin y lo recaudado fuera para aliviar la pobreza, significaría el 1% del PIB mundial (hoy se lucha por el 0,7% sin éxito y el gobierno acaba de reducirnos a 0.2% ). Si se rescatara el dinero ingresado en Paraísos fiscales, ahí hay otro 1%. Si se redujera en un 5% el presupuesto militar mundial (¡sólo eso!), según la ONU en 1986, se aumentaría en un 4%.

Segunda falacia: los recursos van a determinadas manos.

Cuando la banca peligra, inmediatamente se cubren las necesidades, sin investigar y mucho menos castigar a quienes la hicieron caer. La diferencia entre ricos y pobres en el mundo ha crecido: entre el 20% más rico y el 20% más pobre, pasó de un 30% a un 85%. La devolución de deudas externas (muchas veces ilegítimas), capital e intereses, de países empobrecidos a países desarrollados es 6 veces más alta que la ayuda al desarrollo de todos los organismos internacionales. Cuando la FAO solicita la creación de un fondo de inversión mundial de 50.000 millones de dólares para disminuir el hambre, es rechazada.

Hoy Día Mundial contra la Pobreza, ong como Habitafrcia seguimos trabajando por este gran reto: mantener la utopía de un mundo más justo.

No podemos ni debemos caer en la trampa. Sólo el internacionalismo democrático y solidario conllevará la salvación de cualquier pueblo y todos los pueblos. El egoísmo de mirar por lo mío, sólo trae la división y la pérdida de derechos e igualdad: de esta realidad, o salimos todos o no sale nadie. Hay que regresar a la coherencia entre el discurso y los hechos, volver a creernos que, como dice el PNUD, un desarrollo humano es tal cuando cubre las necesidades básicas, el desarrollo de las capacidades y la participación en la vida social. Sólo entonces se puede elegir, y sólo entonces se vive con dignidad.

No permitamos que esta brutal pérdida de conquistas, de derechos, de bienestar conseguido, nos arrebate también el pensamiento global y la solidaridad.

¡Rebélate contra la Pobreza este 17 de octubre!

Mira el mapa de movilizaciones y elije donde participar

http://www.rebelatecontralapobreza.org/

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

Disparatado viaje a Negomano ( o cómo entender un proyecto de fortalecimiento institucional)

Puente de dudoso gusto camino de Negomano

Por Emanuelle Lini, coordinador de Habitafrica en Cabo Delgado (Mozambique)

Desde el año 2004, el Gobierno de Mozambique ha puesto en marcha un proceso de descentralización que busca consultar la población hasta los lugares más recónditos del país. En este marco, la última semana de septiembre comenzaron las consultas públicas para la elaboración del Plan Estratégico del Distrito de Mueda (una región remota al norte del país donde tengo la suerte de trabajar) y de cara a poder seguir de cerca el proceso, 3 personas del equipo de Habitáfrica acompañamos a la brigada de equipo técnico del distrital en la consulta pública del puesto administrativo de Negomano.

Fue una aventura, pero también una paliza de éstas de casi 4 horas dando tumbos y sorteando baches con nuestro pick-up (para que luego digan que las ONG no debemos tener 4×4) , dado que se trata del puesto administrativo más apartado del distrito de Mueda, frontera con Tanzania. Al lado de la aldea, de hecho, se inauguró hace 2 años el famoso “Puente de la Unidad” sobre el rio Ruvuma, que une los dos países y que tuvimos que cruzar en búsqueda de una gallina que no encontrábamos en Negomano. Eso sí, sin visado ni nada… ¡dijimos que íbamos un momento al mercado!

Pese a las promesas del Distrito “no se preocupe Usted, que la gente está avisada”, al llegar el jefe del puesto administrativo de Negomano nos acoge con mucha sorpresa…. El encargado de la radio se fue de vacaciones sin dar el aviso, mientras que él había recientemente cambiado de número de teléfono. Los técnicos llevaban días llamado a un número desconectado y no se molestaron en investigar otro número.

Si pensábamos que estos eran percances del oficio típicos de estos lares, nos equivocábamos. Negomano nos preparaba más aventuras disparatadas, como cuando  me quedé encerrado en el baño, pues la llave (medio podrida) se quebró en la cerradura. Resultado: tuve que salir (no sin mucha dificultad) por la ventana de arriba de la puerta y encima me cobraron por adelantado el arreglo del carpintero… ¡y eso que para la estancia nos habían pedido ya la voluntad para los trabajos de mantenimiento!

Anécdotas aparte, el primer día fue simplemente de conocimiento de la aldea y primera toma de contacto con las autoridades locales pero por fin el segundo día lo dedicamos enteramente a la consulta pública que hace el consejo consultivo. Se trata de una especie de institución pública que representa la comunidad ante las autoridades gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado: está liderado por el jefe del puesto administrativo y está formado por personas elegidas por la comunidad, entre las cuales destacan: maestros, médicos, enfermeros, representantes de las asociaciones  de campesinos y de mujeres.

En plena consulta pública con los pobladores locales

Y llegados a este punto alguien se preguntará ¿cómo funciona una consulta comunitaria? Nada de más sencillo:

-          El equipo distrital comunica al consejo consultivo de la comunidad las actividades realizadas en el último plan quinquenal del gobierno, con la intención de evaluar la eficacia de las mismas dentro del puesto administrativos

-          En un segundo momento, se hace una lluvia de ideas para conocer de la boca de los participantes los principales problemas de la comunidad

-          A continuación, se priorizan los problemas detectados, transformándolos en objetivos

-          Finalmente, acompañado por algunos miembros del consejo consultivo, se hace una visita por la comunidad.

He de decir que la participación de los presentes ha sido muy buena, aunque se han lamentado las bajas de los miembros de las localidades no avisados con tiempo, así como se ha echado en falta la presencia de más mujeres en el consejo consultivo. Las pocas presentes, sin embargo, se han hecho oír, reivindicando, como miembros de una asociación de mujeres campesinas y como matronas comunitarias, un mayor apoyo por parte de los asesores agrícolas y más insumos para atender los partos.

Aunque los resultados del diagnóstico se globalizarán posteriormente en un informe técnico que abarca todo el distrito, de esta consulta ha salido sobre todo la necesidad de trabajar en Negomano para mejorar  la producción agrícola y las infraestructuras de salud pública, y la reclamación de la población de la necesidad de mejora la carretera (nosotros lo vivimos), hacer llegar la corriente eléctrica y dotar a la secretaría administrativa del puesto de nuevas infraestructuras. Cuando esté listo, el documento del Plan Estratégico Distrital, basado en este diagnóstico, representará el punto de partida para enmarcar nuestro apoyo técnico y financiero al Distrito de Mueda.

El autor del texto con el equipo de la consulta

Conclusión: ha sido una experiencia muy enriquecedora para el equipo de Habitáfrica, que tras conseguir finalmente asentarse en Mueda, está finalmente conociendo de cerca las problemáticas de la población, lo cual será clave para mejorar la planificación de los próximos dos años del convenio. Hemos querido contaros aquí la forma de trabajar de Habitáfrica, trabajar para con las personas, facilitando procesos como éstos en los que las personas son las verdaderas protagonistas y artífices de su propio desarrollo.

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

De ruta con la unidad de atención a la infancia en Marruecos

Jóvenes a los que atiende la unidad de antención de la infancia en Agadir

Por Beatriz de la Calle, técnica de proyectos de Habitafrica en Marruecos

Este mes he vivido en Marruecos experiencias que no hubiera imaginado. Habitafrica está ejecutando  un Convenio de protección de la Infancia en este país y entre sus componentes está  el trabajo con las asociaciones. Ahí entra en primera línea de juego ANIR una de las organizaciones marroquíes trabaja directamente con niños de la calle y  en mediación familiar al sur del país; en Agadir.

Uno de los objetivos del proyecto además es  la puesta en marcha de un circuito de intervención bien estructurado y accesible para la protección de la Infancia que abarque  a todos los actores que actúan de una forma coordinada cuando se da una situación de abuso o violencia a un menor. Un amplio elenco que va desde el juez de menores, asociaciones,  personal sanitario , policía, todos aquellos que pueden detectar casos de abuso contra los niños.

Entre los aspectos más novedosos del proyecto es la mediación familiar para lograr que los niños que han abandonado su hogar y ahora están en la calle puedan reintegrarse en su entorno familiar. Un reto sin duda complejo ya que las causas del abandono o “huída” suelen ser muy diversas. También se aborda el tema del abandono escolar intentando, siempre que se pueda , reinsertar al niño  en el sistema educativo formal, mediando  con la familia y desgranando las causas que han llevado al niño a dejar la escuela.

ANIR  acompaña a los niños  de la calle a través de una Unidad Móvil. El otro día tuve la fortuna de hacer  una salida con ellos.   Desafortunadamente, pude comprobar “in situ” las condiciones en las que viven las familias de niños de la calle y que  podrían ser calificadas  como  “infrahumanas”.  Curiosamente, Agadir es una  ciudad turística de renombre internacional,  conocida  como el “Marbellla” de Marruecos, y ahí mismo nos encontramos con un  contraste brutal, desgarrador e inesperado. Las casas que visitamos, o más bien los habitáculos en el que viven estas familias son espacios sin ventanas, de cemento, sin ningún mueble salvo la  eterna televisión que tanto les  hace soñar con una vida en Europa….. Por supuesto todo en un estado deplorable.

Una de las visitas que más sobrecogida me dejó fue el caso de Yucef. Resulta que este niño  es uno de los alumnos más aventajados de su colegio pero su familia andaba bastante preocupada porque había dejado de asistir a clases y había cambiado su indumentaria. Ahora vestía largas djellabas y acudía mucho a la mezquita. Alarmada, la familia, acudió a Mimiz, el educador social de la Unidad Movil , persona muy querida  en el barrios porque lleva colaborando años en numerosas asociaciones. Mimiz logró hablar con Yucef quien terminó por reconocer que los salafistas estaban interesados en él y le había invitado en varias ocasiones a la mezquita. El caso de Yucef no es un caso aislado; la mitad del barrio está gestionado por los salafistas. Finalmente se comprometió a volver a la escuela y cerró el trato con un apretón de manos y un abrazo a Mimiz.

Pero a veces hay historias bonitas. Como la de los dos hermanos Ahmed y Ismael de unos 8 ó 10 años que vimos cenando al lado del Mc Donalds. Nos aseguraron que estaban tomando su medicación para la tuberculosis . Les vi alejarse cogidos de la mano, medio abrazados,  compartiendo su hamburguesa, cuidando el uno del otro, protegiéndose en su medio que es la calle.  Y pensé que nuestro trabajo, aunque pequeño, podía servir de algo.

Esa noche me costó conciliar el sueño, pero al mismo tiempo estaba admirada del trabajo que hacen los educadores de la Unidad Móvil. He querido escribir este texto para que su trabajo, humilde, duro y poco conocido, reciba también vuestra admiración.

 

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

La caza de las mujeres sin velo en Mali

Una mujer africana caminando por una ciudad costeña

En Tombuctú, la caza de las mujeres que no llevan velo es abierta. Según algunos habitantes de la “Ciudad de los 333 santos”, los islamistas de Ansar Eddine han comenzado a arrestar, este jueves 20 de septiembre, a todas las habitantes que no disimulan íntegramente su cuerpo bajo la ropa. Quedando así instaurado este particular toque de queda.

El obscurantismo golpea cada día un poco más la población de Malí-Norte. Según algunos habitantes de Tombuctú, los islamistas que controlan la ciudad han comenzado, el pasado jueves 20 de septiembre, a arrestar y a castigar las mujeres que no llevan  el velo, o aquellas que se encuentren tarde en las calles.

« Las islamistas surcan hoy (jueves pasado) el mercado de la ciudad y arrestan a las chicas que no llevan  velo », ha declarado un habitante del barrio de Djinguerey Ber, El Mehdi Cissé, contactado por teléfono desde Bamako. « Toda chica o mujer encontrada en la calle a partir de las 11 de la noche será conducida a prisión y pagará una multa», ha añadido El Mehdi Cissé, citando una de las directrices emitidas por las islamistas de Ansar Eddine. « Desde anoche, visitan a los imanes para decirles que, a partir de ahora, todas las chicas tienen que vestirse decentemente », ha confirmado un habitante del barrio Bellah Farandi, Boubacar Yattara.

Los imanes han sido igualmente informados de la creación de una prisión para mujeres » y de los diferentes importes de multas que las “opositoras a la ley islámica” tienen que pagar, ha precisado un religioso de una de las mezquitas de la ciudad.

Castigos corporales

En el caos creado por el golpe de estado militar del 22 de marzo a Bamako, el norte de Malí ha caído totalmente bajo el control de los grupos islamistas Ansar Eddine (Defensa del islam) y Movimiento para el unidad y la Yihad en África del Oeste (Mujao), aliados a Al-Qaïda al Magreb islámico (Aqmi).

Amnistía Internacional ha denunciado jueves la multiplicación de las violencias y castidos corporales infringidos por las islamistas en el Norte de Malí, « al nombre de su interpretación de la sharia (ley islámica) » : fusilamiento por lapidación de una pareja no casada, amputaciones de algún miembro a supuestos ladrones, tras la realización de un proceso judicial « parodiado », flagelaciones a consumidores de alcohol o de fumadores, etc

Los islamistas de Ansar Eddine han igualmente destruido la mayoría de los mausoleos de los santos musulmanes de la ciudad de Tombuctú, que era en los XV y XVI siglos una capital intelectual y espiritual, un lugar clave para la difusión de la cultura islámica en África.

Mientras, la comunidad internacional se está poniendo de acuerdo en una futura intervención en el país, que recordemos, está a menos de 1500 km de las Islas Canarias.

Normalmente, todos nuestros artículos son de elaboración propia.   Pero como no hay traducción al castellano,hemos decidido reproducirun artículo que cogimos la pasada semana de la web Jeuneafrique y creado por AFP/Traducido para Habitafrica por Laura Feal.
Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS

Una cumbre internacional sobre ciudades que no escucha a sus ciudadanos (pobres)

Por Idoia Oneca, responsable de Habitabilidad en Habitafrica

Durante muchos años, el trabajo de gestión en Habitafrica no me ha permitido dejar mucho tiempo libre para asistir a los foros internacionales donde se discuten los “grandes problemas de la humanidad” en materia de habitabilidad básica. Pero este año, decidí hacer el esfuerzo y viajar a Nápoles, para ver que se cocía.

Mi sensación, tras pasar 3 días allí, es de frustración. Como la de muchos cuando vuelven de este tipo de cumbres mundiales donde hay muchas palabras vacías y pocos compromisos.

Pero no hay que ser derrotistas.A las ONG, este tipo de foros, o los foros paralelos de sociedad civil, nos sirven sobre todo para compartir experiencias, para reforzar contactos y redes y para intentar hacer incidencia (aunque poco acceso tenemos a los grandes decisores, desgraciadamente). Pero poco más……

En Nápoles, sí pude comprobar con indignación como las multinacionales y las empresas  tienen acceso a las decisiones de los gobiernos de una manera mucho  más efectiva que nosotros. Hasta Coca-Cola tenía un stand en el foro oficial……….sin comentarios.

En las conferencias  se pusieron sobre la mesa los mismos temas de siempre; la cada vez más rápida urbanización de las ciudades producidas por las grandes migraciones, la joven población de las mismas (la media de edad de las ciudades Africanas está en 18 años) y su falta de oportunidades para que encuentre un trabajo que les proporcione una vida digna;  la importancia de que las mujeres participen en los procesos democráticos.

Pero lo que más  sorprende es el hecho de que en estas mesas de expertos, solo haya participado una sola persona habitante de uno de los millones de las asentamientos informales, más conocidos como slums (o barrios de chabolas). En este caso Jockin Arputham, Presidente de la Slum Dwellers Internationl, una de las mayores redes de chabolistas del mundo  . Esto muestra que aun no se cuenta con la propia población de los asentamientos para hablar e intentar buscar soluciones a su vida en las ciudades como ciudadanos de “segunda clase” (infraviviendas, falta de acceso a agua potable, letrinas, desalojos forzosos, violencia etc.)

Por todo esto, varias organizaciones (Habitat International Coalition  y Alianza Internacional habitantes entre otras) montaron en la misma ciudad un foro social urbano como alternativa al foro oficial de UN Habitat, reivindicando el espacio urbano comunitario, denunciando el fracaso de las políticas neoliberales y reinvindicando las políticas de vivienda, urbanísticas y sociales, fundadas sobre un pacto social urbano alternativo. (Adjunto la declaración del II Foro Social Urbano en Nápoles).

Os dejamos las declaraciones de la coordinadora de la Federación Internacional de CHabolistas,  Rose Molokoane, donde hacer referencia a la necesidad de incluir a las personas pobres en las actividades urbanísticas que influyen en sus asentamientos.

Todo esto confirma una de sus ideas bases; no solo hay que ir a las calles a manifestarse, también hay que ir a las oficinas gubernamentales para conseguir la colaboración y que su voz sea oída por quien toma las decisiones.

 

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Yahoo! Buzz
  • Print
  • email
  • RSS